Presentación

Siempre hubo en Canarias interés por disponer de un espacio común de intercambio y reflexión profesional en el ámbito de las bibliotecas. La primera concreción fue la creación de ASCABID (Asociación Canaria de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas) que se constituyó en 1994, aunque ya existía desde 1986 como Asociación de Amigos de las Bibliotecas de Canarias (ASCABI), de carácter cultural. Desgraciadamente, esta entidad cesó su actividad, dejando un vacío que tardaría años en llenarse.

En la segunda década del siglo XXI surge en ambas provincias del archipiélago la idea de recuperar el tejido asociativo profesional, creándose la Asociación del Personal Bibliotecario de Gran Canaria (Abigranca) en 2010 y la Asociación de Profesionales de las Bibliotecas de Tenerife (Probit) en 2012. Ambas organizaciones llevaron a cabo un arduo trabajo exigiendo la mejora de las condiciones de los servicios bibliotecarios y de su personal, y reinvindicando la aprobación de una legislación bibliotecaria de carácter autonómico. Esta colaboración continua dio sus frutos y, tras un periodo de análisis, se decidió que ambas asociaciones convergieran en una de ámbito regional, es así como en enero de 2019 nace la Asociación de Bibliotecarios/as y Documentalistas de Canarias (ByD Canarias).

La existencia de Abigranca y Probit permitió un mayor conocimiento de la figura del profesional de la información entre la sociedad canaria. En paralelo, se llevó a cabo la fiscalización de la labor de las Administraciones públicas en su relación con los servicios bibliotecarios, denunciado sin ambages las malas prácticas laborales que, desgraciadamente, son bastante comunes en el sector. La aprobación de la Ley 5/2019, de 9 de abril, de la lectura y de las bibliotecas de Canarias ha sido un hito, en el que ambas asociaciones (hoy unidas) participaron activamente a través de enmiendas y de reuniones de trabajo con los diferentes grupos políticos con representación en el Parlamento regional.

Nuestro compromiso

Desde ByD Canarias estamos comprometidos/as con la defensa de nuestra profesión. Vigilaremos el cumplimiento de la recién aprobada Ley de la lectura y de las bibliotecas de Canarias, ya que no solo es una herramienta para protegernos como colectivo, sino que debe proveer de todo lo necesario para el desarrollo de los servicios bibliotecarios y documentales, tan necesarios (y olvidados) en la actualidad. Como profesionales debemos estar preparados, no solo para atender con calidad las demandas de la ciudadanía, sino que debemos ofrecer dignidad y soluciones a las personas que más lo necesitan. No nos olvidamos de la función cultural de la Asociación, en este sentido realizaremos las actividades que sean necesarias para difundir entre la sociedad canaria lo que hacemos y lo que somos.

En definitiva, nuestro propósito es: seguir evolucionando como lo hacen los árboles, con raíces fuertes para poder crecer con muchas y diferentes ramas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies